En nombre del CIA (Comité de Impulso y Agitación) de 1 euro para Espe le he enviado a Esperanza Aguirre la siguiente carta certificada:

A/A Dª Esperanza Aguirre, Presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid.

Estimada Presidenta:

El pasado 28 de noviembre de 2006 tuvo a bien presentar en sociedad su biografía autorizada, escrita, a la sazón, por la periodista Virginia Drake y editada por La Esfera de los Libros, que había salido a la venta una semana antes. Pero los ciudadanos tuvimos noticias de lo que en tal biografía se desvelaba gracias al sagaz periodismo de investigación del diario El Mundo y su suplemento Crónica.

Mientras algunos insolidarios que sólo se fijan en los politiqueos deshumanizados se centraban en que mezclaba a Ruiz Gallardón con el Tamayazo (que nos dio a los madrileños la oportunidad de pensárnoslo mejor, tras nuestro primer error electoral en 2003) o en que acusaba a Javier Arenas de mentir y conspirar para colocar a sus candidatos favoritos en distintos puestos (una acusación “bienintencionada”, como aclaró Mariano Rajoy en la presentación de La Presidenta), a algunos lo que nos ha preocupado intensamente es su imposibilidad de llegar a fin de mes.

Hemos leído con desasosiego las siguientes líneas que, según hemos sabido luego, aparecen en la página 479 del volumen: “Ella confiesa que no tener pagas extras en su puesto de presidenta de la Comunidad de Madrid le tiene mártir: «No es que haga números a final de mes, es que a veces no llego, excepto cuando presidí el Senado, donde tenía un buen sueldo».

Desde que se inició, no hace tanto, la historia de la democracia representativa, se planteó que los cargos públicos tenían que tener una remuneración digna. El efecto de tal planteamiento era evitar que estos puestos quedaran reservados a familias pudientes que no tuvieran problema alguno en dedicarse a la política sin necesidad de ingresos.

Pero la Historia avanza, ¡y cómo avanza! ¿Quién le hubiera dicho a quienes idearon la democracia representativa que el problema de los sueldos de los cargos públicos no eran las personas con pocos ingresos sino, precisamente, quienes con sueldos de plebeyos no podían calentar palacetes aristocráticos con techos altísimos? No llegar a fin de mes es un problema que conocen muchos ciudadanos, pero excluir de la política a todo un sector de la sociedad condenándola a pasar el crudo frío de los inviernos madrileños es injusto, antidemocrático y, sobre todo, triste. Sí, es tristísimo.

Por ello, cuando El Mundo informó de sus penurias, algunos ciudadanos no lo dudamos: ni El Mundo ni La Presidenta faltan nunca a la verdad, así que algo había que hacer. Es la maravilla de Internet: tan pronto permite a los ciudadanos movilizarse para salvar a una mujer nigeriana condenada a la lapidación como teje una red solidaria con una Presidenta que no llega a fin de mes y está mártir por la ausencia de paga extra. Unos cuantos nos pusimos a trabajar y elaboramos una página web (www. 1europaraespe.es) a partir de la cual estamos recaudando unos pocos (¡siempre insuficientes!) euros para paliar la injusticia en la que vive.

Le escribimos estas líneas una semana después de iniciar la campaña de recogida de fondos. ¡Si usted fuera consciente de la solidaridad que ha despertado su causa! 500 SMSs han llegado, que, con los cientos de aportaciones por otras vías, nos hacen disponer ya de unos 550€. Es terriblemente emocionante. Además diversos medios se han hecho eco de la iniciativa; incluso el Financial Times hablaba de la misma como Esperanza’s only hope en un bello, aunque involuntario, juego de palabras.

Por ello nos ponemos en contacto con usted. Queremos entregarle el dinero que recaudemos íntegro. Euro a euro. Y queremos hacer de ello una gran fiesta de la solidaridad y de la hermandad entre ciudadanos y gobernantes. Hemos pensado que sería estupendo hacerle entrega de tales fondos el próximo 14 de abril de 2007. La fecha tiene múltiples ventajas: acabará de volver de las vacaciones de Semana Santa, con lo caro que ello es; además, es sábado, pero nuestra intuición nos dice que precisamente ese sábado no habrá ninguna manifestación a la que usted o sus colaboradores vayan a acudir.

Será, en fin, un emotivo acto en el que se verá lo mejor del noble pueblo español al que esperamos no falte. Algunos piensan que La Presidenta, con la humildad que le caracteriza, no querrá aceptar el donativo. Esperamos que no sea así: sería bueno que acoja y disfrute la solidaridad de sus compatriotas, casi hermanos, y que se una a la citada fiesta. Es cierto que hemos pensado en la posibilidad de que renuncie a este modesto apoyo y nos hemos comprometido, de acuerdo a la decisión de muchos internautas, a entregárselo si tal ocurre a la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo y a Attac España, pero estas son sólo una segunda opción.

Lo urgente es paliar la injusticia antidemocrática que está usted padeciendo. Para ello esperamos que se ponga en contacto con nosotros bien a través de correo electrónico (info@1europaraespe.es) o bien mediante correo ordinario a través de la dirección remitente.

Esperamos ansiosos su respuesta,
Hugo Martínez Abarca

Corresponsable de Finanzas de 1europaraespe

Esperamos la respuesta