Premisa A: Es bueno para España que la oposición permita incondicionalmente la aprobación de los presupuestos.

Premisa B: Sólo en los sitios donde esté el PSOE en la oposición, ésta permitirá incondicionalmente la aprobación de los presupuestos

Conclusión: Es bueno para España que el PSOE esté en la oposición.

ACLARACIÓN: Un silogismo es una argumentación que hace que la conclusión sea cierta si las premisas son ciertas. La conclusión puede ser cierta si las premisas son falsas. Pero no se puede sostener que las premisas de un silogismo son verdaderas y que la conclusión es falsa. La premisa B es verdadera. ¿Pensáis que la premisa A también es verdadera?