Se reunieron ayer en La Moncloa Zapatero y Cayo Lara. Zapatero ha esperado cuatro meses y medio a recibir al coordinador de IU porque hasta ahora no le ha necesitado: lo necesita ahora, porque el pacto con el PP en Euskadi ha dejado al PSOE sin alianzas en Madrid. Para gobernar con la derecha busca apoyos de la izquierda.

Pese a la mezquindad de haberlo ninguneado hasta que ha querido utilizarlo, Cayo Lara respondió a Zapatero con la mano tendida: por una parte le ofreció una batería de propuestas para salir de la crisis por la izquierda; por otra, ofreció apoyo concreto a aquellas medidas del PSOE que fueran de izquierdas. Es decir, hizo una propuesta de entendimiento por medidas concretas de izquierdas.

La respuesta fue típica del gallardón de la Moncloa. Ni que sí ni que no, pero con talante molón. Recibió las propuestas Zapatero con cariño, como si en vez de iniciativas políticas fueran gatitos o sobrinos. O como si fueran los deberes hechos por un alumno tontorrón pero simpático. Al ofrecimiento de ser apoyado en las medidas de izquierdas que empujase el gobierno no parece que respondiera explicando que tenga alguna propuesta de ese tipo en la cabeza.

La conclusión puede ser parecida a la de siempre: Izquierda Unida se ofrece a acuerdos entre iguales basados en una propuesta política a la que cada uno contribuya en función de su peso; el PSOE responde con una mirada por encima del hombro, con muchísimo cariño, no te creas, y entiende que con ese buen rollo Izquierda Unida tiene que apoyar lo que quiera que presente el PSOE.

Al menos ya no podrán decir que se pide el apoyo de IU para que no gobierne la derecha: en realidad se pide el apoyo de IU para poder gobernar con la derecha.

En cualquier caso, sabéis que las gentes de Izquierda Unida somos muy autocríticas y en esta ocasión hay que serlo igual: ¿alguien me puede decir por qué tuvo que ir Cayo a Moncloa en traje? Si Revilla va a la Moncloa en taxi, ¿por qué no ir con rebeca de lana, que es como hemos visto siempre a Cayo? El traje no le queda nada creíble (a casi ningún varón de IU nos queda creíble el traje) y no entiendo por qué hay que disfrazarse. Al menos no se planchó el pantalón, lo cual me enorgullece.

NOTAS

1.- A la vista de los comentarios aclaro ¡¡¡Lo del traje es un chascarrillo!!! Por mí como si va en chanclas.

2.- TVE se ha rendido ante mi capacidad de presión y esta noche sale Cayo Lara en Tengo una pregunta para usted. Espero que no vaya con traje y que repita veinticinco veces que la candidatura de IU en las europeas se llamará La Izquierda.

3.- Foto tomada de  Público

4.- Añado la viñeta de Manel Fontdevilla por cortesía de Juan