Carlos Marx utilizó varias veces la expresión que titula este artículo refiriéndose a la actualización de las palabras de Esopo en unas de sus fábulas. Contaba éste que ante un auditorio de ciudadanos, un fanfarrón presumía de que cuando estaba en Rodas había hecho proezas atléticas sin cuento; sobre todo en el salto. Uno de los oyentes, harto de tanta verborrea le increpó: Aquí está Rodas, salta aquí. La enseñanza está clara, en vez de hablar hazlo ahora; te toca demostrar en la práctica lo que blasonas en discursos y peroratas.

Julio Anguita, en Mundo Obrero: Hic Rhodus, hic salta

Mi militancia en la izquierda se ha basado hasta ahora en la cómoda crítica interna desde abajo hacia quienes tenían la ocasión de cambiar el funcionamiento de Izquierda Unida por estar en puestos relevantes. En los últimos días mi posición ha cambiado.

El jueves pasado la asamblea de Izquierda Unida de Chamberí me designó su coordinador. Este cambio es menor, pues yo no era ni mucho menos un crítico con el funcionamiento de mi asamblea. Recalé en esta asamblea poco después de las elecciones generales de 2004, porque me sentí en la obligación de reactivar mi militancia en IU tras aquel descalabro electoral (relativizado luego con descalabros mayores). Y es una asamblea en la que desde el principio me sentí entusiasmado, en la que he encontrado la honestidad política, la amistad y las ganas de cambiar las cosas de compañeros y compañeras y, con el tiempo, de amigos y amigas.

La coordinadora de estos años, Carmen Pérez-Carballo, es probablemente el mayor capital político, intelectual y ético del que pueda gozar una formación política, aunque IU no se aproveche de ella como debería sin que uno pueda entender por qué. Carmen ha sido coherente con su denuncia de las personas que se eternizan en los cargos y ha dejado la coordinación tras dos mandatos. Como sólo aspiro a ser la mitad de buen coordinador que ella, no es Chamberí la Rodas donde debo demostrar que sé dar saltos, sino seguir saltando junto a Carmen y al resto de compañeros y compañeras.

Ayer, en cambio, fui elegido secretario de Comunicación Interna de Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid. No se me eligió por mis increibles cualidades personales, sino que EnConstrucción, la sensibilidad de IU-CM en el que participo, propuso que fuera yo quien ocupara ese cargo. Formaré parte, pues, de una ejecutiva sustancialmente renovada y que recoge la diversidad de IU-CM. Es una inmensa responsabilidad que sí que exigirá demostrar los saltos en Rodas de los que presumíamos. EnConstrucción (y yo mismo) hemos demandado medidas por la publicidad y la transparencia, por acercar la dirección a las asambleas de base, por democratizar la organización entre otras cosas mediante la transmisión haca arriba, hacia abajo y hacia los lados de la información, las propuestas y las ideas que surgen en IU-CM.

Aquí está Rodas. Ya no hay excusas. A partir de ahora no se podrá pedir a otras personas aquello que se ha defendido como posible y deseable. Muchos hemos apoyado los acuerdos que han llevado a esta dirección con la voluntad de poder hacer efectivamente las cosas que creemos que beneficiarán a IU-CM, al conjunto de Izquierda Unida y por tanto a la sociedad. Llegados a Rodas habrá que ponerse a dar saltos, tan altos como se han propuesto en todos los documentos que ha elaborado o apoyado EnConstrucción, sola o, casi siempre, en compañía de otros.

Seguro que es posible hacer las cosas que pedíamos. Desde hoy habrá que demostrarlo en compañía de todos.

NOTA: A modo de curiosidad hay que destacar la presencia de blogueras y blogueros de I Love IU en los órganos de IU-Chamberí e IU-CM. En IU-Chamberí han entrado en el Consejo Político Alberto y Jorge. En la nueva ejecutiva de IU-CM estarán Goyo Gordo, nuevo coordinador, TaniaLidiaLíber, Reyes y yo mismo si no me he dejado a nadie. ¡Tiembla, Espe! ¡Tomás, arrepiéntete!