Pensaba uno que el momento más chanante del periodismo patrio esta semana sería el titular de El Mundo de ayer: “El mundo del toro no se sorprende por la relación ETA/antitaurinos“, pero no.

Hoy, en rigurosa primicia Libertad Digital nos avanza que Público lanza una promoción que lleva en los kioskos desde principios de octubre del año pasado: la colección de libros de Pensamiento Crítico. Semana a semana hemos podido ir consiguiendo por dos (2) euros los libros que aparecen en la foto junto con el periódico del sábado.

Los más totalitarios pensaréis que los de Libertad Digital son tontos de baba. Pues no: es periodismo riguroso que no quiere precipitarse y dar una noticia falsa sin haberla contrastado en todos sus extremos, a pesar de que ellos mismos estén en uno.

Y se han puesto a investigar y han obtenido un magnífico artículo que es un ejemplo de cómo contrastar las fuentes nos permite alcanzar la plenitud del rigor. Me gustaría seleccionar las frases más deslumbrante, pero no lo he conseguido, así que os dejo esta pieza digna de estudio en tesis doctorales de las facultades de Periodismo:

Público devuelve la voz a Marx y a Lenin
A Lenin, a Marx o a Salvador Allende según cuenta Público han querido callarlos de muchas maneras. Ellos, ahora, a través de una promoción de fin de semana van a devolverles la voz.

FERNANDO DÍAZ VILLANUEVA

Las promociones del diario Público, bandera de la extrema izquierda española (o quizá sería más propio decir “estadoespañola”), se superan con cada nueva entrega. La última, una colección de libros denominada “Pensamiento Crítico” que incluirá entre sus títulos obras de autores de izquierda como Salvador Allende, Friedrich Engels, Karl Marx o Vladimir Ilich, apodado como Lenin y artífice de la revolución soviética.

La programación de libros hasta el mes de marzo, que se venderán conjuntamente con el periódico los sábados, tiene títulos como “El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado”, escrito por el empresario textil alemán Friedrich Engels; “Qué es la propiedad”, del anarquista Pierre-Joseph Proudhon; “Presente (discursos políticos)”, del ex presidente chileno Salvador Allende o En defensa de la intolerancia”, del marxista lacaniano Slavoj Zizek, antiguo miembro del Partido Comunista de Eslovenia en los tiempos del telón de acero y hoy acusado de fascismo y antisemitismo.

Lo más llamativo de la nueva colección no son tanto los títulos, muy habituales entre los lectores de izquierda, como el modo en que Público lo presenta. En el banner con el que se anuncia la colección aparecen los retratos de algunos autores (Marx y Lenin incluidos) con la boca tapada por un grueso trazo negro. Debajo, a modo de pie de foto, la leyenda “Han querido callarlos de muchas maneras… volverán a tener voz”.

Resulta curioso que, siendo el pensamiento izquierdista el hegemónico durante todo el siglo XX, y que personajes como Lenin o Allende hayan gobernado un país imponiendo su ideología por la fuerza, los de Público lo hagan pasar por algo clandestino. Eso y que Lenin, más que ideas, lo que dejó en el mundo fueron cadáveres. Fue, a pesar del intenso culto a su persona que practica toda la izquieda mundial, un tirano implacable.

Acabó con el régimen parlamentario en Rusia, creo una infame policía política, la Cheka, y fue el primer genocida de la Historia. Promovió el conocido como Terror Rojo para asentar su régimen comunista sobre la violencia y el miedo. Planificó el exterminio de clases sociales enteras como la burguesía, la nobleza y el clero. Fue, además, un asesino muy eficiente de otros socialistas que no pertenecían a su corriente bolchevique. En resumen, un indeseable que, en cambio, Público recomienda a sus lectores y, en el colmo del delirio, asegura que han querido callarle.