El 16 de septiembre, apenas cinco días después de la Diada, Alberto Garzón presentaba una propuesta de IU en el Congreso pidiendo que se celebrara de acuerdo con lo previsto en la Constitución de 1978 un referéndum consultivo para que los españoles, todos los españoles con derecho a sufragio, votemos si preferimos seguir en una monarquía o iniciar el proceso constituyente hacia una república. Todo ello de acuerdo con las leyes vigentes y apelando a que todos los españoles decidamos lo que sea España. La propuesta de IU fue tumbada y votaron en contra PP, PSOE y UPyD, los mismos partidos que se oponen a que los catalanes puedan votar sobre su independencia porque “lo que sea España es una decisión que compete a todos los españoles, que son los que tienen la soberanía nacional, y no le corresponde a ningún Gobierno, ni partido, ni a ningún Parlamento” (cita textual de Mariano Rajoy, presidente del Gobierno). Hasta que se les pide que los españoles decidan qué sea España y también se oponen.

Sigue en Cuarto Poder