Casi todos los problemas de la vida se pueden afrontar con alguna letra de Siniestro Total o algún chiste de Eugenio: ésta es una de las pocas verdades metafísicas universales. Uno de los chistes de Eugenio que nos ayudan a ser mejores en la vida cuenta la historia de un niño que tardaba demasiado en empezar a hablar. A los dos años aún no decía ni palabra. Pero los pediatras, psicólogos, foniatras y cuantos especialistas lo examinaban no hallaban anomalía alguna. El niño tenía que estar diciendo cosas y no las decía. A los cinco años el niño seguía sin decir nada sin explicación médica. Tampoco hablaba a los diez, ni a los quince… y sus padres estaban desesperados. Hasta que una mañana, cuando el caballero tenía 24 años estaba desayunando toda la familia y el hijo, por fin, dijo: “Papá, falta azúcar“. Los padres se estremecieron. “Pero, hijo, cómo es que no has dicho nada hasta ahora“. “Porque hasta ahora todo estaba bien“, explicó el hijo.

Estos días en Izquierda Unida- Comunidad de Madrid hemos abierto un proceso de primarias abiertas a simpatizantes. Cualquiera que viva en la Comunidad de Madrid (sea español o no e independientemente de su situación administrativa) puede participar en ellas. Basta con inscribirse en este formulario web o ponerse en contacto con algún conocido de IU-CM, que sabrá cómo tramitarlo.

Hay muchas razones por las que sería una excelente noticia una participación masiva en el proceso. Las de mayo de 2015 son unas elecciones cruciales para desalojar a los saqueadores, los corruptos y los caciques. Además tenemos delante el reto de la convergencia y los candidatos que elijamos tienen que estar convencidos de esa apuesta política que claramente ha hecho suya IU-CM. Nos toca acertar y se acierta mejor entre muchos que entre pocos.

Pero también hay una razón muy importante y que curiosamente está jugando un papel contradictorio. Uno está gratamente sorprendido por la buena predisposición de mucha gente para apuntarse como simpatizante al proceso. Pero sí hay un freno para mucha gente que querría cambiar Madrid, que sabe que las gentes de IU hemos peleado por otro Madrid y tenemos capacidad y organización para reforzar el bloque del cambio: el freno es que falta azúcar. Que IU-CM ha fallado a veces. Singularmente en Cajamadrid, donde en nuestro nombre se participó del saqueo y pese a que esa infamia tuvo una inmensa y contundente contestación interna, también hubo quien la sostuvo hasta que fue imposible evitarlo y que incluso hoy no apoya posiciones de decencia como la de la última resolución del PCE y también quien hoy saca comunicados que responden a esa vieja y desastrosa inercia.

Precisamente esa, lejos de ser una razón para callarse, es una razón principal para hablar: falta azúcar y hay que decirlo. Si no lo decimos muchos miles no habrá azúcar y es necesario que la haya: porque aunque sea posible desayunar sin café o con el café amargo, no es lo mismo y, sobre todo, no hay ninguna razón para que nos conformemos sin azúcar.

Queremos cambiar Madrid. Vamos a lograrlo. Y sólos no podemos, pero con amigos sí. Si crees que falta azúcar, apúntate en las primarias y ayúdanos a echar azúcar el día 30 de noviembre para que en mayo tengamos un desayuno excelente con el que acabar con el Madrid del saqueo.