Quien Mucho Abarca: Quien Mucho Abarca

Bankia fuisteis todos

Probablemente el de las tarjetas black sea el menos importante de los crímenes que cometieron los directivos de Cajamadrid/Bankia.

Es imposible entender el tamayazo sin la Cajamadrid de Blesa y sin las primeras tramas universitarias, aquellas en la Complutense. No entendemos bien la Universidad Rey Juan Carlos si pensamos en ella como la universidad del PP en lugar de la universidad de Bankia, donde los ladrones de Bankia tenían mano para hacer y deshacer, colocar a amigos y obtener títulos para afines. Es incomprensible la década de furor constructor que arruinó el país sin el protagonismo sobre todo en Madrid de una caja que no debía tener ánimo de lucro y tuvo sed de rapiña. No hay forma de explicar por qué el PP lleva 23 años destrozando la Comunidad de Madrid sin el papel desempeñado por Cajamadrid. Que los autores de estas fechorías además complementaran sus enormes ingresos regulares con todo tipo de compras, viajes, bares, efectivo… por el morro ilegalmente es sólo la guinda obscena de un pastel de demasiados pisos. Ello sin recordar las preferentes, los desahucios… y tantas estafas que destrozaron la vida directamente a tantas familias.

La clave del éxito mafioso estuvo en que el Partido Popular supo compartir una parte minoritaria pero importante del pastel. Supo colocar a sindicalistas y dirigentes de partidos de la oposición que, gracias a ello, dejaban de ser oposición. El Partido Popular tuvo la inteligencia de hacer que de su trama de saqueo vivieran también quienes estaban llamados a combatirla. El crimen perfecto.

La consecuencia democrática fue desastrosa. Madrid estuvo muchos años sin oposición real al saqueo capitaneado por el Partido Popular. Se cumplía con el teatro parlamentario, pero los ladrones no tenían nada que temer. Miles de personas honradas no comprendían qué pasaba en la izquierda madrileña. El PP se había infiltrado en sus cúpulas y las había neutralizado: comprendió que era mucho más inteligente lograr un régimen cleptómano que quedarse sólo en un partido estructuralmente corrupto. Y lo hizo con brillantez.

Hay muchas cosas imperdonables en el saqueo de Cajamadrid/Bankia. Pero por mi biografía la que no olvidaré fue cómo se apropiaron de una formación política histórica como Izquierda Unida en la Comunidad de Madrid. Cómo Moral Santín, hoy condenado en firme a cuatro años de cárcel, amenazaba sistemáticamente con querellas a cuantos denunciábamos lo que estaba haciendo. Cómo sus cómplices se reían de nosotros (con la colaboración de algunos periodistas), que éramos unos profundos ignorantes, izquierdistas de medio pelo, unos niños de mierda, por oponernos a tal vergüenza. Y espero no olvidar jamás cómo organizaron con el PP (político-mediático) el intento de arruinar la vida y el prestigio personal de una persona honrada y valiente como Tania Sánchez porque les habíamos ganado y veían que podíamos liberar una organización en la que militaban y confiaban miles de madrileños que no se merecían aquel secuestro.

Bankia fuisteis todos. O al menos estabais en todas partes. Al servicio de la mafia del PP, formando parte de ella. A la cárcel irán unos pocos. Pero no hay nada más justo que el ostracismo en el que están sepultados tantos jefecillos arrogantes del Madrid mafioso de las últimas décadas

HUGO_telegram_pequeño