La apertura de la investigación de la fiscalía anti corrupción por las comisiones pagadas a Juan Carlos de Borbón por el AVE de Arabia Saudí nos cuenta varias cosas sobre nuestro país. Nos dice, por ejemplo, que cada vez que un rey dice en su discurso de Nochebuena que la ley es igual para todos miente como un bellaco. La fiscalía dice que no podría investigar a Juan Carlos de Borbón por haber cobrado comisiones; pero si cualquier ciudadano dijera que Juan Carlos de Borbón es un corrupto (por el hecho de cobrar comisiones ilegales de constructores) podría ser juzgado inmediatamente.

Sigue leyendo en La Mirada Común.