Pablo Casado le quiere explicar a las mujeres embarazadas qué hay en su útero. Porque él sabe que un feto de 14 semanas es una vida autónoma. Probablemente quería decir viable aunque también fuera mentira; porque si hablaba de vida autónoma tendría que defender el derecho a voto de los fetos trimesinos en tanto que humanos autónomos: y el PP todavía no acepta el derecho al voto de los humanos de 16 años porque no son suficientemente autónomos. Quizás porque la autonomía es de ida y vuelta, como saben los constitucionalistas defensores del 155.

Sigue leyendo en La Mirada Común