“Uno de los handicaps que tengo es que soy poco conocida porque el PP ha apostado por la renovación, sólo respondo de mi gestión, eso son cosas del pasado”. Así respondía Isabel Díaz Ayuso tras seis días callada sobre los informes que cifran en más de 170 millones de euros los contratos que los gobiernos del PP en Madrid regalaban a las empresas de la Púnica y que Más Madrid, el partido de Íñigo Errejón y Manuela Carmena, ha llevado a la fiscalía.

Sigue leyendo en La Mirada Común.