La derecha española se está dirigiendo a una España que felizmente ya casi no existe ni en el recuerdo de quienes la usaban despreciar a España. Sobre eso escribo hoy en La Mirada Común.