Desesperados por restar importancia a sus pactos con el partido de La Manada, Ciudadanos lanzó ayer un hilo de twitter patético en el que intentaban mostrar que el PSOE también había llegado a pactos infames. Y desplegó una sucesión de gráficos manipulados, con información escondida o directamente con mentiras que nos alegraron la tarde por la risa provocada. En algunos pueblos responsabilizaban al PSOE de la mayoría absoluta de JxCat, en otros tachaban como infamia que le hubieran dado el gobierno al PNV pese a que la única alternativa era Bildu, en alguno incluso la crítica al PSOE era por gobernar con mayoría absoluta… No faltaban tampoco las desproporciones hilarantes en los gráficos que hacían parecer que cuatro concejales fueran más que 9.

Más allá del ridículo que volvió a hacer ayer Ciudadanos (que se une a la llamada inventada de Macron y al papelón con Valls: Ciudadanos no se ha dado cuenta de que si quiere tapar sus pactos con Vox. la única posibilidad es no gobernar con Vox), lo que el hilo de Ciudadanos revela es el profundo sectarismo que añade Ciudadanos a la política española.

Ciudadanos critica al PSOE por pactar (da igual que sea verdad o mentira) con Compromís, Podemos, Junts per Catalunya, Esquerra Republicana de Catalunya, Geroa Bai, Bildu, PNV… Cualquier acuerdo que no sea con organizaciones estructuralmente corruptas como PP y Coalición Canaria, con machistas, homófobos y xenófobos, etc… le parece a Ciudadanos infame. Es decir, es intolerable hacer algo distinto a lo que Albert Rivera ha decidido que haga Ciudadanos.

Si llegar a acuerdos con cualquiera de esos partidos fuera infame y dando por hecho que Ciudadanos es consciente de que pactar con Vox no es democráticamente aceptable (por eso hacen contorsiones para ocultar sus acuerdos de gobierno) y aún si no añadiéramos a los partidos vertebrados por la corrupción estructural… lo que el sectarismo de Ciudadanos nos estaría diciendo es que no es posible gobernar en España ni en prácticamente ninguno de sus territorios ni municipios porque todo acuerdo con otro es infame. Y como además Ciudadanos está aplicando una suerte de teoría del contagio (no pueden pactar con el PSOE en la Comunidad de Madrid porque el PSOE en otros lados se entiende con ERC, por ejemplo) todos los partidos son infames, todo acuerdo es infame, todo es basura, podredumbre, populismo, nacionalismo y ETA.

La única forma de convivir en España, de acuerdo con Ciudadanos, sería que España fuera otro país radicalmente distinto. Pero es que España es así. Y, además, no tiene nada de malo. Uno puede tener muchas discrepancias con muchos de esos partidos. Pero, de los partidos que tienen cierta relevancia en España sólo Vox arremete contra los derechos humanos, defiende a la Manada y a los maltratadores, pretende revertir conquistas de derechos y libertades… Otros partidos, como Bildu, PP y el propio Ciudadanos, tienen serios problemas a la hora de asumir una memoria democrática pero afortunadamente rechazarían hoy la comisión de crímenes como los que les cuesta reconocer de nuestro pasado. Es un paso relevante.

No se sabe si el sectarismo de Ciudadanos es causa de sus pactos con los ultras o una consecuencia de intentar taparlo. Pero, más allá de que además lo adornen con una chapuza risible como el hilo de ayer, ese odio a todo discrepante forma parte de los problemas graves de nuestro país. Se supone que ese es el único problema que ataja mejor que nadie un centro moderado capaz de tender puentes: si ese centro existe, no lo busquen entre los autores del hilo del ridículo.