Quien Mucho Abarca: Quien Mucho Abarca

La principal víctima de la corrupción

Hacía tiempo que Esperanza Aguirre no nos hacía un “yo destapé la trama Gurtel” y se echaba de menos. Al día siguiente de que apareciera el pendrive que parece mostrar la monumentalidad de la trama del PP-Madrid Esperanza Aguirre se fue a protestar porque en la calle Santa Engracia se está haciendo un carril bici y ampliando la acera. Del saqueo del que fue lideresa no tenía muchas ganas de hablar, como si tampoco fuera para tanto.

Más »

HUGO_telegram_pequeño

Los temibles ciberactivistas y otras historias de terror podemita

Si eres conocido y criticas a Podemos lo más probable es que haya un montón de gente (por lo general anónima) que te insulten en las redes sociales. Esto es así y es de lo poco evidente que se está contando en estos días a raíz del sorprendente comunicado de la APM. Si cambias “Podemos” por cualquier otro partido, por un equipo de fútbol, una religión… Qué va. En realidad, si eres conocido y dices cualquier cosa que no sea una nadería lo más probable es que haya un montón de gente (por lo general anónima) que te insulten en las redes sociales. Según contra quién seas crítico también te puede caer una amenaza o una querella de alguna asociación ultra de corte mafioso o incluso del Gobierno.

Más »

HUGO_telegram_pequeño

En defensa de los periodistas

En las últimas semanas el PP y Ciudadanos han emprendido una campaña en las Juntas de Distrito de Madrid contra la ampliación de la oferta mediática en los centros municipales. Antes, cuando gobernaba el PP, la oferta se limitaba en muchos casos a La Razón y El Mundo. Ahora se ha ampliado con ABC, El País, As, La Marea y Diagonal (supongo que a partir de ahora será El Salto). Éstas últimas apenas suponen coste pues no son diarios. Pero el PP y Ciudadanos han presentado mociones en las Juntas de Distrito pidiendo la cancelación de la suscripción a La Marea y Diagonal sin disimular que la razón es su línea editorial (es muy recomendable el vídeo que acompaña esta noticia y que evidencia el acoso del PP y su escudero Ciudadanos a los medios que no consideran de su cuerda).

En los últimos días las noticias en ABC no van firmadas. La razón es la amenaza de una nueva oleada de despidos en el periódico que se cierne sobre sus periodistas. La caída de ABC empezó con una campaña de acoso y derribo contra su director cuando éste mantuvo a su periódico en sus posiciones políticas conservadoras pero sin vomitar las mentiras sobre el 11-M con las que el PP y su séquito intentó manipular el mayor atentado terrorista de nuestra Historia. El principal hostigador de ABC y valedor de la mentira sobre el 11-M fue Libertad Digital, medio que se financió con dinero de la caja B del PP repartida por Bárcenas y cuyo presidente acaba de ser condenado por las tarjetas black. ABC ha vuelto a ser domado, pero sus periodistas siguen amenazados.

En los últimos meses el Ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha una emisora pública de radio. Una emisora con información sobre cultura, ocio, turismo y servicio público y que trabaja con escuelas de radio y estudiantes de periodismo en prácticas. Sin esperar a que la radio hubiera emitido un minuto PP y Ciudadanos emprendieron un acoso contra la que llamaron “Radio Carmena”, hicieron un examen ideológico a los periodistas que trabajan en ella e intentaron impedir que iniciara sus emisiones. En los seis meses que han pasado desde aquella campaña la oposición al Ayuntamiento no han conseguido encontrar una sola noticia o programa que justifique no ya la campaña de acoso sino una sola de las críticas preventivas.

En España hay amenazas a la libertad de prensa. No sólo las consabidas presiones de anunciantes (incluir una noticia que no sea publicitaria sobre El Corte Inglés, Coca Cola o Banco Santander es una prueba de algodón de independencia) o de los dirigentes de medios de comunicación, sino que las campañas del PP contra los medios que se salen de sus dictados son durísimas y nunca amparadas. Incluida, por supuesto, la asfixia sin publicidad institucional a medios que no sean afines y el premio (aka soborno) con dinero público para los medios leales. Por no retrotraerse al cierre ilegal de medios de comunicación llevado a cabo por gobiernos y jueces.

El periodismo es un poder de la democracia. Merece por tanto protección de su independencia, pero también está sometido a la libre crítica. Como las merecemos los cargos políticos, los jueces o cualquier poder democrático. Que algunos periodistas reciban críticas incluso injustas es tan legítimo como que los diputados recibamos críticas, faltaría más: más vale tener la piel algo gruesa si se está en según que lugares de una democracia. Que haya cargos políticos (y periodistas) que no tienen contención en la forma con la que critican lo que no les gusta es cierto, por supuesto; como es una obviedad que esos excesos no son monopolio de partido alguno. Y es cierto que tendremos que poner todos los empeños en evitar que esos excesos se produzcan desde nuestros ámbitos porque en eso también tenemos que ser más pulcros que nadie, sin que eso signifique tragar en absoluto con ataques injustos ni aceptar que quienes menos tenemos qué ocultar seamos los únicos señalados.

La libertad de prensa en España no tiene problemas anecdóticos sino estructurales cuyo origen es vertical, viene de arriba, de los poderes políticos y empresariales que deciden qué es publicable y qué no, qué noticias merecen vetos, sobre quién no se puede hablar, sobre quién sólo se puede hablar bien o mal o de quién hay que ocultar los lazos comerciales con criminales y en paraísos fiscales, qué medios deben prevalecer, cuáles hay que asfixiar, cuáles hay incluso que cerrar. Y por detrás de esos problemas estructurales sin duda hay colecciones de tratos equivocados (en todas las direcciones, de gente concreta de cualquier partido hacia los medios de comunicación y también, por supuesto, de algunos medios de comunicación hacia gente de partidos concretos). Afrontense éstos también, pero aquel que sólo ponga el acento en unos concretos problemas (y explicados de forma difusa con lo que es imposible darles solución) y nunca en los estructurales está delatándose como organización servil con las carencias en libertad de prensa que sufre nuestro país.

HUGO_telegram_pequeño

Una renta básica para un yihadista

En los últimos años (especialmente en los últimos meses) ha cobrado fuerza el debate sobre la renta básica de ciudadanía. No sólo es de las pocas alternativas realistas para no dejar atrás a millones de personas sin esperar milagrosas conversiones de nuestro modelo productivo y laboral que no se probable que se den rápidamente, sino además sería una conquista democrática y de libertad individual que transformaría profundamente y para bien (para muy bien) nuestra sociedad.

Sobre la renta básica hay debates técnicos razonables, claro que sí: hay que debatir cómo se introduciría, cómo se financiaría o cuál sería su extensión (uno aboga por alcanzar su universalidad, como la de todos los principales servicios públicos). Caben también debates políticos razonables. Pero recientemente el PP-Vasco ha introducido uno de los debates más bobos posibles.

En la Comunidad Autónoma Vasca existe una de las cosas más parecidas a una renta básica que hay en España: la Renta de Garantía de Ingresos. Ésta permite que “personas sin trabajo, trabajadores con pocos recursos, pensionistas, perceptores de otro tipo de pensiones, inmigrantes sin permiso de residencia, etc.” puedan recibir ayudas públicas para poder vivir.

Pues bien, anda el PP-Vasco en campaña diciendo que eso permite que yihadistas y narcotraficantes (de bajo rango, digo yo) cobren la ayuda. Así lo decía ayer en un vídeo en twitter Javier Maroto ironizando con que le llamaran racista y fascista por ello.

El argumento no puede ser más mezquino y además más pobre.

Es un argumento pobre porque todo servicio públicopodría ser criticado por los pequeños o grandes casos de fraude o errores de la administración. Y obviamente un yihadista o un narcotraficante cobran su pensión pública si han cotizado para ello y por tanto tienen derecho. Especialmente si, como en alguno de los casos citados por Maroto, no hay condena. A nadie se le ocurriría poner en la picota la existencia de pensiones públicas porque haya habido algún concretísimo caso de fraude o de mal uso mientras millones de familias viven gracias a ese sistema. Aparentemente Maroto sí lo consideraría aberrante aunque nunca hemos visto a Maroto poner ejemplos notables y muy conocidos sobre esto: quizás porque no remitieran en el imaginario popular a su querida islamofobia o quizás porque el PP ataca a las pensiones de una forma más elaborada.

Y es un argumento mezquino porque, como siempre, el fraude y las rentas que perciben responsables (supuestos, reales o imaginados) de crímenes que preocupan a esta gente son los de menor cuantía. No sabemos si el vídeo está grabado en la sede del PP de Bilbao, construida con la caja B del PP, es decir, con la ruina de los españoles y los beneficios de constructores convertidos en sobornos a su partido: sobre eso no tenemos vídeo. Tampoco sabemos qué le parece a Maroto una renta vitalicia que no es de 900 euros sino de muchos miles y que cobra el único responsable de la guerra de Irak (¿cuántos cientos de miles de muertos van ya por las decisiones ilegales y criminales de las Azores?) y jefe del partido que organizaba las tramas de saqueo al país, financiación ilegal y sobornos a altos cargos. Eso no le preocupa: le preocupan los de los 900 euros.

Si los enemigos de la renta básica tienen que bajar a usar esta suerte de “argumentos” la victoria de la propuesta en el sentido común de nuestro pueblo es inminente. Ya hay hasta candidatos del PSOE que insinúan la necesidad de aplicarla. No hace mucho la renta básica era una de esas locuras populistas. Hoy ya hay que rebajarse al populismo más reaccionario y simplón para criticarla.

HUGO_telegram_pequeño

Catorce años de David (vecinos de Chamberí) contra Goliat (Esperanza Aguirre) [VÍDEO]

Imagen de previsualización de YouTube HUGO_telegram_pequeño

Gracias, Hazte Oír

Ha debido de ser sorprendente para los fanáticos de Hazte Oír encontrarse tan solos. No hace muchos años eran legión los tertulianos y políticos de los que daban caché liberal a un buen evento que les aplaudían, intervenían en sus aquelarres, les acompañaban en sus manifestaciones de odio y discriminación, reían las gracietas sobre transexuales en las televisiones más ultras, recibían sus premios. Eran los años en los que el PP recurría el derecho de todo ciudadano español a casarse con quien amase sin que ello perjudicase a nadie más que a los fanáticos y se iba a las manis de Hazte Oír como eje de su oposición a lo mejor del gobierno de Zapatero.

Más »

HUGO_telegram_pequeño

Ada Colau intentará llevarse ARCO a Barcelona

Hace un año se celebró en Barcelona, como estos días, el Mobile World Congress. Coincidió con una huelga de metro. Así que Cristina Cifuentes decidió ser todo lo desleal que pudo con Barcelona para satisfacer su prioridad política: salir en los informativos aunque fuera con otra de sus noticias sin contenido. Madrid quería quedarse el Mobile World Congress, nos dijeron. Entonces se habló mucho de aquello: un año después nadie se acuerda porque no hay nada que recordar.

El fin de semana pasado se celebró en Madrid ARCO. Un año después donde hay una huelga de metro es en Madrid. Pero eso no ha afectado en absoluto a ARCO, porque la línea de Metro que va al recinto ferial, construida hace pocos años, está cerrada por obras: forma parte del desastre que ha generado el PP en la Comunidad de Madrid construyendo a toda velocidad unas líneas que sólo buscaban rédito electoral a corto plazo y beneficio para los constructores donantes.

A diferencia de lo que hizo la presidenta de Madrid, la alcaldesa de Barcelona (como el presidente de Cataluña) no ha aprovechado para atacar a Madrid. No ha sido fácil enterarse de la imposibilidad de ir a ARCO en metro porque a diferencia de lo que hicieron con la huelga del año pasado en Barcelona, los problemas de Metro en Madrid se mantienen en absoluto silencio. mediático. Pero en cualquier caso lo que no ha habido es un sólo gobernante de otros lugares atacando a Madrid e intentando aprovechar la situación para obtener un titular y deteriorar la imagen de nuestra Comunidad.

Imaginemos qué estarían diciendo las tertulias si este fin de semana hubiera salido Ada Colau o Puigdemont a decir que va a intentar llevarse ARCO a Barcelona. Estaríamos escuchando todos esos insultos que, por pleitesía en unos casos y buena educación en los otros, nunca se dirigen a Cifuentes.

HUGO_telegram_pequeño

Bienvenidos a los soviets de distrito

El viernes pasado asistí a la constitución del Foro Local de Chamberí. Es la concreción en mi distrito de una estructura participativa que se puso en marcha la semana pasada en todos los distritos de Madrid y que generará políticas para los barrios de Madrid a partir de la participación de sus vecinos.

En Chamberí vimos lo mismo que nos contaban que había pasado en el resto de distritos con dos rasgos muy importantes: mucha gente y muy variada. Este último rasgo es crucial: afortunadamente no participaron sólo activistas de toda la vida ni sólo gente cercana políticamente a Ahora Madrid.

Había activistas, claro que sí, gente vinculada a los movimientos que llevan años defendiendo el barrio, empresarios del barrio de diversos tipos, colectivos feministas, gente de partidos políticos muy diversos y sobre todo mucha gente común que quiere participar en los cambios para nuestros barrios en las diversas mesas de trabajo puestas en marcha. Esa fue la mejor sorpresa y la garantía de que la participación ciudadana en el gobierno de nuestros barrios, de nuestra ciudad, ha venido para quedarse.

Dentro de poco, además, lo que veremos todos son cambios en nuestros barrios que no sólo han dejado de responder a los sobres que tal o cual constructor dejara en la sede del partido, sino que además ahora son decisiones y preocupaciones de vecinos como ellos. Serán, pues, decisiones más democráticas pero, sobre todo, mejores decisiones.

Estos foros locales son lo que Esperanza Aguirre calificó en campaña electoral como “soviets de distrito”. Quién sabe si esa fue la chorrada concreta que le hizo perder las elecciones. El caso es que sólo el PP decidió no participar en los foros: ojalá pronto se den cuenta de que es un nuevo desastre para ellos quedarse fuera de un espacio que nace con mucha fuerza y sólo puede crecer.

Lo que ridículamente llamaron “soviets de distrito”, los foros locales, son parte de una forma de hacer política que ha llegado para quedarse. Quienes quieran volver a diseñar nuestros barrios de espaldas a los vecinos tienen garantizado que serán los vecinos quienes les den la espalda a ellos. Ellos sabrán.

HUGO_telegram_pequeño

Todos erais black

Reconozco que cuando El Diario publicó el escándalo de las tarjetas black fui uno de quienes no creyó que aquella obscenidad fuera a tener consecuencias mayores. Desde hacía años en los espacios más militantes se venía criticando la vergonzosa dirección que había adoptado primero Cajamadrid y luego Bankia (primero una alianza de cajas de ahorros, pronto un banco privatizado).

Cajamadrid, la caja donde casi todos los madrileños de a pie teníamos nuestros ahorros (o algo que se le pareciera), cuya obra social era imprescindible para Madrid, se convirtió en el instrumento financiero del ladrillazo y la corrupción inmobiliaria y la especulación con la vivienda que imposibilitaba la vida de millones de ciudadanos. Ello engrasado con sueldos desmesurados (¿qué necesidad tenían de las tarjetas black con el pastizal que se levantaban?). Pero sobre todo Cajamadrid contaba con una gran ventaja para el saqueo y un grave problema para la democracia: que estaban todos.

El desastre de Cajamadrid fue liderado por el PP, de eso no cabe duda. Basta ver el origen de los condenados por las black para comprobar que la grandísima mayoría eran altos cargos del PP. Blesa llegó a Cajamadrid por su relación personal con Aznar y Rato (la cabeza de la política económica del PP) por una tensión interna entre Rajoy y Esperanza Aguirre, que pretendía colocar a Ignacio González. Pero acompañaban dirigentes del PSOE, de la cúpula de la vieja y desahuciada IU-CM, de las patronales, de cúpulas sindicales madrileñas… El problema no era la politización (¡ojalá hubieran cumplido su obligación de defender que Cajamadrid defendiera el proyecto político para el que fueron nombrados algunos de los condenados ayer!) sino la complicidad.

Cajamadrid-Bankia es en buena parte el caso régimen porque refleja perfectamente lo que ha pasado estos años: una política económica desastrosa que tenía como objetivo la rápida construcción de fortunas para una élite política y fundamentalmente económica a costa de los derechos humanos y las estructuras políticas, sociales e incluso económicas que amparaban mal que bien a la ciudadanía común. El blindaje del saqueo era el consenso, comprensible y coherente en el caso del PP y esas patronales y criminalmente traidor en el caso de organizaciones cuya esencia era luchar contra lo que estaban apoyando en el Consejo de Administración de Cajamadrid primero y de Bankia después.

Su condena ayer coincidió con el 23-F de la justicia española, que hace ser escépticos con que alguno de esos sinvergüenzas pague lo que ha hecho a nuestro pueblo. Como se cuenta de Al Capone, a estos ladrones les han pillado por el chocolate del loro. Pero al menos que paguen el chocolate, que ya es mucho más de lo que está pasando con el resto de sus compañeros de saqueo.

HUGO_telegram_pequeño

La menguante eficacia de la mafia española

Decía hace unos años Kiko Veneno que “La mafia española es más perfecta que la italiana: no necesita matar”. Lleva toda la mañana rondándome la cabeza este certero diagnóstico desde que he escuchado esta mañana cómo el defenestrado fiscal de Murcia contaba las presiones delictivas, los robos, etc que ha sufrido coincidiendo en el tiempo con su investigación de la corrupción del Partido Popular en Murcia con su presidente autonómico a la cabeza.

Desde hace años la agresividad del PP contra los jueces que pudieran sacar a la luz sus tramas corruptas ha sido indecente (y esa era la dedicación de Federico Trillo por la que tan bien se le ha tratado): cuando Garzón destapaba la Gürtel se cargaron a Garzón; cuando le tocaba a Bermúdez investigar los papeles de Bárcenas hicieron una pirueta bochornosa para que fuera un juez al que consideraban más domesticable. Después han adoptado muchas medidas como la Ley Berlusconi para impedir instrucciones rigurosas en los casos de corrupción más graves y complejos

En la última semana se han concentrado la sentencia light sobre el caso Urdangarín, se ha apartado a los fiscales que se hubieran tomado en serio la lucha contra la corrupción y premiado a los que hayan sido benévolos con los mayores corruptos y finalmente ha salido de rositas de Urdangarín hasta que en unos años haya una sentencia firme quién sabe si con penas de prisión que le lleven a la cárcel o no.

Ello, por una parte, nos recuerda esa eficacia que señalaba Kiko Veneno en un gobierno de la corrupción: para robar y que no pase nada no necesitan asesinar jueces. Es mucho mejor que parezca una reordención. Sin embargo acumular obscenidades como las de esta semana lejos de ser un signo de fortaleza refleja la debilidad de un tinglado cada vez menos eficaz.

Las paletadas de mierda que han echado estos días sobre el sistema judicial profundizan el descrédito de nuestro maltrecho sistema institucional que no estaba especialmente boyante. Las acusaciones hechas por el fiscal de Murcia (sin que haya un solo cargo o dirigente del PP que simule indignarse por las presiones criminales sufridas por quienes persiguen la corrupción) acercan al imaginario fácil de entender de un gobierno de los mafiosos que no tienen límite alguno a la hora de mantener su tinglado.

Seguramente lo que están haciendo ayude a ladrones concretos a no pagar por sus delitos, pero es una muestra de debilidad y de orquestación del saqueo tal que lo que están empujando es el tinglado institucional al precipicio. Ellos sabrán: cuanto más evidente sea el gobierno de la mafia, más pronto llegará el cambio.

HUGO_telegram_pequeño

Uso de cookies

Puede que este sitio web utilice cookies. La verdad es que no lo sé. Me cuesta entender lo que es una cookie como para saber si las tengo. Pero parece ser que me puedo ahorrar una multa o algo si aviso de que si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR