El Supremo ilegaliza Sortu. Les dijeron que eligieran entre bombas y votos. Hoy les dicen que no pueden elegir votos. Muy buen mensaje de los demócratas.

Hace tiempo que se sabía. Desde hace mucho se decía que el Supremo ilegalizaría y que el Constitucional, ya sin tiempo para que haya candidaturas municipales, anulará el fallo (algo perfectamente previsible después de la sentencia de Iniciativa Internacionalista). Es un tongo electoral como un piano que distorsionará al margen de la ley (incluso de la ley que considero injusta) la composición de ayuntamientos y diputaciones que serán gobernadas por minorías electorales convertidas artificialmente en mayorías institucionales. Nada nuevo bajo el sol. El bochorno de los demócratas, que eligen votos… y bombas.

La izquierda abertzale anunció que su apuesta es definitiva, que incluso ante un golpe así seguirían apostando por la lucha política exclusivamente pacífica. Espero que así sea, que no se den por aludidos ante el mensaje.

Y si la izquierda abertzale pide el voto a Eusko Alkartasuna, ¿también la ilegalizarán? Si no lo hacen perderán los mismos ayuntamientos y diputaciones y con el fallo del Constitucional harán el ridículo. Si también ilegalizan siquiera parcialmente un partido histórico como EA (con el que gobernó el PSE ¡con Rosa Díez de consejera!), el mensaje no será para la izquierda abertzale, sino para todo el mundo. Aunque tampoco nos demos, por ventura, por aludidos.