Hace una semana La Sexta emitía en su programa Salvados esta entrevista a Arnaldo Otegi. Un observador ajeno a la realidad diría que el entrevistado tiene mucha razón en casi todo lo que dice (o en todo, qué caray): uno escucha en abstracto lo que dice Arnaldo Otegi y muchos compartimos buena parte del contenido y sin duda el tono. Ocurre que luego llega la realidad y te da una somanta de hostias en la cara bomba lapa mediante.

Uno de los principios básicos de la izquierda debería ser predicar con el ejemplo. Denunciar sólo aquello en lo que uno puede dar lecciones.

Hay que explicar al pueblo español que las cosas en el siglo XXI se resuelven de manera civilizada.

-Pero esto habría que aplicarlo en todos lados.

-Efectivamente, no tenemos ningún inconveniente en eso.

Menos de una semana después  ETA se carga a un policía en Arrigoriaga. No creo que haya que exigir fórmulas retóricas a nadie. La izquierda abertzale daría un importantísimo paso hacia la paz si se limitara a decir, ante la bomba lapa, que las cosas en el siglo XXI se resuelven de manera civilizada: exactamente la receta (que comparto) que nos da a los españoles. Así, sin contextos ni conflictos, ni crudezas, ni hostias. Para aumentar la cultura democrática del pueblo vasco, vaya. Eso sería una mera aplicación de la coherencia: lo que pido que hagan los españoles voy a empezar haciéndolo yo, para mostrar que se puede; aunque sea para dejarles en evidencia.

Lo de los huevos es un argumento muy español […] Hay que ser inteligente y eficaz; para resolver los problemas hay que buscar las fórmulas más eficaces.

No creo que la dinamita sea un argumento muy vasco. Es un argumento muy cabrón, muy dañino. Destroza vidas. Pero no es muy vasco. Desde luego la bomba lapa no es inteligente y sólo es eficaz para matar.

Para resolver los problemas hay que ser inteligente y eficaz, no apelar a los huevos: estoy completamente de acuerdo con Otegi. Pero ETA sólo usa un argumento: los huevos más grandes. La dinamita que impide explorar fórmulas más eficaces a los más razonables de entre los suyos. Comparto que la condena no es necesariamente eficaz (¿ seguro que dejaría de matar ETA porque lo pidiera Otegi?), pero habremos de coincidir en que Arnaldo Otegi lleva más de una década al frente de la izquierda batasuna, ha gestionado dos treguas… Puede ser inteligente: seguramente  lo es. Pero eficaz…

Otegi tiene a quien dirigirse. De explicar a los españoles que las cosas en el siglo XXI se resuelven de forma civilizada ya nos intentamos ocupar algunos españoles. Él tiene que explicárselo a gente que no lo ha comprendido y que le pillan más a mano.

La cosa va a rular.

Ojalá lleve razón Otegi. Pero, tras tantas veces, tras tanto tiempo, ¿por qué habríamos de creer que ahora la cosa va a rular? La cosa agota. Y ya hay una persona más para la que nunca rulará la cosa.

Estaremos atentos a los hados de otoño, porque no queda otra.

ACTUALIZACIÓN: Soy perfectamente consciente de la dificultad de tener un discurso levemente discordante, siquiera en el tono, con el discurso dominante. La Sexta ha eliminado la posibilidad de reproducir el vídeo y lo he tenido que enlazar desde unos tipos de extrema derecha, que critican al Follonero por haber hecho esta entrevista. A mí me pareció soberbia la entrevista y el previo diálogo con Ansón y Domínguez. Lo que es una renuncia absurda a la inteligencia es haber retirado ahora la posibilidad de reproducirlo.