Quien Mucho Abarca: Quien Mucho Abarca

Del ‘No a la guerra’ al 8M (artículo en eldiario.es)

1.- El hito del 26 de abril. La movilización que se produjo el mismo día de la sentencia de La Manada fue probablemente la convocatoria espontánea más nutrida que haya vivido nuestro país. En otros ciclos de movilizaciones como el del No a la Guerra había importantes movilizaciones medio espontáneas (planificadas para el día que empiecen los bombardeos, el siguiente día, etc) y alguna de ellas fue nutridísima (aquella que iba a ir hacia el Palacio de la Moncloa pero el cordón policial obligó a improvisar otro recorrido que acabó con un brutal nivel de violencia policial ordenada por Ángel Acebes) pero fue una movilización prevista al menos con tres días y planificada con varias semanas.

Sigue leyendo en eldiario.es

HUGO_telegram_pequeño

Cremas, mentiras y cintas de vídeo

En no pocas conversaciones ayer aparecía una cierta empatía con Cristina Cifuentes. El vídeo en el que aparece siendo registrada por haber robado unas cremas no es una denuncia política sino una humillación personal en el contexto de una guerra de bandas mafiosas (a las que Cristina Cifuentes pertenece desde hace décadas). Cristina Cifuentes merece una despiadada oposición política porque ha participado como protagonista y apologeta de todas las estafas y vulneraciones de derechos humanos que ha vivido la Comunidad de Madrid, todas las mentiras, los fraudes y las complicidades. Políticamente representa todo lo que hay que expulsar de las instituciones democráticas.

Cifuentes no debía haber sido investida presidenta. Y ha habido un puñado de veces en las que tenía que haber cesado. La última, insostenible, a raíz del caso del Máster falsificado.

Pero el vídeo del robo en el supermercado es, en el peor de los casos, una bobada, una exhibición de inmadurez e idiotez (en el sentido de no saber en qué sociedad se vive); y en el menos malo de los casos es la concreción de un problema personal que sólo merece compasión.

Desde hace años se viene rumoreando que Cristina Cifuentes es cleptómana. Si es así Cristina Cifuentes ha tenido un problema personal, como el de quien ha sido alcohólico, ludópata o el de quien tiene mal un riñón o la vista. Si fuera real ese problema o alguno de esa índole y no lo hubiera superado parece evidente que es un problema incompatible con las funciones que ha desempeñado en estos años, pero en eso no tiene la responsabilidad ella (que sería irresponsable por el propio problema personal que tuviera) sino quienes sabiéndolo la usaron para ponerla en esos cargos. Los mismos que, para más inri, han demostrado la catadura moral de la mafia guardándose los vídeos como instrumento de chantaje para destrozar personalmente a Cifuentes cuando les viniera bien matarla políticamente. Por cierto: si ese rumor lo conocía medio Madrid, obviamente lo conocía todo el PP; y si es cierto que Ignacio González exhibía pantallazos de éste u otros vídeos, obviamente todo el PP sabía que no sólo era un rumor, que era verdad: incluida aquella persona que Rajoy designe y Ciudadanos vote para seguir manchando la Comunidad de Madrid.

Toda la oposición conocíamos el rumor de la cleptomanía de Cifuentes. Y nunca lo usamos. Conocíamos otros rumores sobre Cifuentes. Y nunca los hemos usado. Conocemos otros “rumores” sobre Cifuentes. Y no los usaremos. Porque no somos mafiosos, porque somos seres humanos, porque hasta a veces algunos intentamos ser buenas personas. Porque no somos como ellos.

Y lo mismo sucede con otros cargos del PP, no sólo con Cifuentes. No es el único caso personal o de una gravedad tal que no usaríamos sin saber en qué consiste realmente incluyendo acusaciones de acoso, por ejemplo, que nunca hemos querido usar políticamente sin estar seguros de qué había detrás realmente.

Cifuentes no merece el ataque personal, la destrucción personal. Merece la expulsión de la vida pública, nada más, desde hace tiempo.

Cifuentes ha practicado desde el principio el ataque personal, la destrucción personal. Es el método del PP de Madrid. Cifuentes lo ha usado y lo ha mandado usar.

La legislatura comenzó con una persecución contra Manuela Carmena por haber escogido para sus vacaciones familiares un chalet alquilado legalmente. El PP de Cifuentes usó aquella gilipollez para atacar a la recién nombrada alcaldesa y Cifuentes elevó la estupidez presumiendo de que en cambio ella no se tomaba vacaciones. El PP de Cifuentes ha usado las mentiras publicadas en las webs que publican las mentiras dictadas de sus cloacas para intentar destruir personalmente a compañeros: “pederastas, terroristas, narcotraficantes”. Todo ha valido para destruir a quien fuera. Desde acusar a alguien de lo que hubiera hecho su padre a acusar a un diputado de Podemos de llevar a su hijo al cole en coche (esto ha sucedido, en serio) difundiendo, por cierto, el número de su matrícula. O rescatar tuits antiguos de concejales para intentar destruirlos y ubicarlos en el ámbito moral antagónico al que saben que pertenece.

Todo ataque personal que han podido hacer lo han hecho sin límite moral ni de intensidad alguno.

No sólo es una evidencia que el PP es una mafia con sus guerras internas. Es que además han demostrado hacer política con las artes de las malas personas que no tienen ningún límite y que prefieren la destrucción personal al conflicto cívico y democrático.

Cifuentes merecía la expulsión de la vida política. Pero ni Cifuentes ni ningún ser humano merece ser víctima de los métodos de agresión humana que ha practicado Cifuentes y su partido.

Cifuentes no merece ninguna compasión por la expulsión de la vida política. Sí la merece por la destrucción personal. Como la merecen todas las víctimas de la destrucción personal que han intentado durante años Cristina Cifuentes y quienes la aplaudieron antes de destruirla.

 

HUGO_telegram_pequeño

Madrid merece que sonriamos

No hay pocos datos para pensar que el cambio en la Comunidad de Madrid es posible. Hace unos días ElDiario.es publicaba una encuesta que a primera vista podría ser desalentadora pero que escondía la posibilidad cierta del cambio. Tal y como se presentaba en 2019 se recompondría el bloque del saqueo y pasaríamos de un gobierno del PP sostenido por Ciudadanos a un gobierno de Ciudadanos sostenido por el PP por un margen de seis escaños.

Pero la encuesta deja sin representación al 4.7% que votaría a Izquierda Unida y si algo está dejando claro Íñigo Errejón es que cuenta con todos los actores del cambio (Izquierda Unida, Equo y cuantas plataformas y personas civiles y políticas quieran arrimar el hombro para poner la Comunidad de Madrid a funcionar) y que no podemos volver a tirar los votos que en 2015 habrían echado al PP del gobierno autonómico. Sólo eso añadiría prácticamente 7 escaños al bloque del cambio, lo cual desestabilizaría el mapa previo.

Pero quizás el factor emocional más importante lo ha dado la presentación de un candidato como Íñigo Errejón con una candidatura que une a todas las posiciones de Podemos que han querido participar en el proceso de primarias (ojalá hubieran sido más pero dejar pasar un tren que no se quiere coger es una decisión legítima) y que garantiza cerrar la crisis interna que hubo en las fechas de esa encuesta. El candidato goza del mayor de los prestigios entre los madrileños, como una persona capaz, inteligente, sensata y con grandes dosis de humanidad. Y la unidad permite exhibir la madurez que faltó días antes.

Ambos factores suponen un empujón considerable en plena demolición del gobierno del PP de Madrid. La prueba más evidente sucedió ayer en el Pleno del Ayuntamiento de Madrid, en el que tanto el Partido Popular como Ciudadanos se olvidaron de los barrios y necesidades de Madrid y se centraron en atacar a Íñigo Errejón: mostraron a las claras qué es un competidor temible para quienes quieren mantener a Madrid bajo las políticas rancias e injustas del PP de estos últimos 20 años.

Por eso resulta incomprensible que haya quien no haya sido consciente del potencial que tiene para Podemos el cambio de ciclo que se abrió el jueves por la tarde con el anuncio del acuerdo por una lista unitaria. Si antes de aquello estaba justificado el “Ni media tontería”, hoy suena a “tontería y media” lo que ha venido publicando un compañero como Juan Carlos Monedero haciendo insinuaciones que todo el mundo sabe que responden a falsedades sobre el delirante documento de Carolina Bescansa o abriendo un más que arriesgado juego sobre quién suma y quién resta en Podemos para atacar a Tania Sánchez, un activo importantísimo de Podemos como demuestran los inscritos cada vez que se presenta a procesos internos y obtiene un respaldo óptimo por parte de esas bases que no necesitan tribunos que ejerzan de sus traductores. No creo que sea buena idea discutir sobre quién es o no un lastre: más bien está claro que en un espacio como Podemos toda persona que defienda con honradez un proyecto de avances democráticos y sociales es un activo no ya para Podemos sino para nuestro pueblo.

Más allá de la desubicación concreta, es un hecho que este fin de semana hemos puesto en marcha un proyecto que abre el proceso de sustitución del bloque del saqueo; tenemos capacidad para explicar a los madrileños un proyecto ilusionante que acabe con 25 años de saqueos que van de Cajamadrid al Canal de Isabel II pasando por el tamayazo.

Tenemos razones para exhibir la sonrisa de quien está en disposición de hacer las cosas bien, con un candidato que ilusiona, que es reconocido y que lleva tiempo trabajando para presidir un gobierno madrileño eficaz y que lleve a la Comunidad de Madrid el buen gobierno que ya ejerce Manuela Carmena en el ayuntamiento de la capital y muchos otros compañeros y compañeras en los municipios que ya se han puesto a modernizarse con gobiernos honestos y capaces.

 

HUGO_telegram_pequeño

“Cataluña… ¿y cierra España?” Artículo en Cuarto Poder

• «Buena parte de las principales ciudades de España tienen ayuntamientos de cambio y desde ellos estamos demostrando que se puede gobernar para la ciudadanía»

• «La crisis política que vive España sólo deteriorará las opciones emancipadoras si desde éstas dejamos de fabricar un enfrentamiento político»

• «Debemos reconocer que en Podemos no siempre hemos gestionado nuestra pluralidad política como una riqueza a cuidar fraternalmente»

Puedes leer el artículo entero en Cuarto Poder.

HUGO_telegram_pequeño

Tabarnia y los nacionalistas

La gracieta sobre Tabernia que supuestamente está evidenciando las “contradicciones” del nacionalismo lo que está poniendo sobre la mesa es que tenemos dos nacionalismos primordialistas enfrentados.

Ni las naciones, ni los Estados, ni las Comunidades Autónomas ni ningún sujeto político fue creado por Dios ni es eterno e independiente de la voluntad (expresa o tácita, pacífica o guerrera) de los seres humanos.

Por supuesto que si hubiera una parte importante de ciudadanos de cualquier comunidad que se sintiese diferenciada hasta el punto de ser un sujeto político habría que arbitrar mecanismos pacíficos y democráticos para solucionar ese problema. Y hasta ahora no se le ha ocurrido a nadie un mecanismo mejor para solucionar diferencias políticas que votar. Sólo los nacionalistas que creen que las naciones son perennes no entienden eso. En cambio los demócratas no tenemos ninguna contradicción al respecto.

Eso valdría para la tal Tabarnia pero ocurre que, más allá de la gracieta en redes sociales y programas informativos, no existe ahí una población con voluntad de erigirse en comunidad política. Y tampoco es fácil conseguir que eso suceda: las identidades políticas no son fruto ni de la naturaleza ni de una conspiración malévola pergeñada en colegios manipuladores y televisiones de partido. Son procesos lentos y populares tanto cuando son identidades emancipadoras como cuando tienen consecuencias reaccionarias.

A diferencia de Tabernia sí hay grupos donde podría haber una voluntad parecida. La propia Cataluña reconoce que Arán debe poder decidir su futuro con o al margen de Cataluña (en este punto el independentismo catalán demuestra ser menos nacionalista que el unionismo español). Tenemos los casos de Treviño, o de Navarra que podría querer unirse a Euskadi (¡qué buena noticia sería para quienes dicen oponerse al independentismo porque se oponen a todas las fronteras!). Y tenemos el caso… de Cataluña.

Los no nacionalistas pensamos que los conflictos territoriales se resuelven con votaciones pacíficas y democráticas, con garantías y derechos para las mayorías y las minorías.. Sólo un nacionalista piensa que hay territorios unidos (o separados) al margen de la voluntad humana. Hasta ahora esa voluntad se decidía por la fuerza, con guerras… o encarcelando al otro. Igual es mejor que se decida votando.

No creo que Tabarnia sirva para desenmascarar las contradicciones de los demócratas… sino sólo las de los nacionalistas. Las de todos.


Puedes seguir mi canal de Telegram en https://t.me/hugomabarca

HUGO_telegram_pequeño

Vallejo Nájera busca independentistas

En los últimos días muchos medios están sobrepasando peligrosísismas líneas para analizar por qué en Cataluña hay tanta gente que quiere independizarse. Lo están tratando como una patología anómala, una disfunción social y siempre el resultado de no ser libre, de estar determinado genéticamente o haber perdido la voluntad política como fruto de la manipulación educativa.

Así, nos han explicado (tampoco es la primera vez) que el sistema educativo catalán manipula a los niños y por eso acaban siendo independentistas. Algo que no ocurre en el resto de España. A nadie se le ocurriría explicar cómo es posible que una organización corrupta como el PP consiga todavía varios millones de votos porque tiene un alto nivel de voto entre las personas que fueron educadas bajo el franquismo (un régimen, convendremos, en el que el sistema educativo manipulaba un poquito más que ningún sistema educativo actual): esto, con ser rigurosamente cierto, supondría tomar a los ciudadanos por seres manipulados y sin libertad, es decir, supondría renunciar a la democracia. O que la cantidad de dinero que la Comunidad de Madrid dedica a colegios ultrarreligiosos es la razón por la que la organización corrupta ha ganado elecciones en Madrid. Tampoco entiende uno cómo en 1977 no arrasó Alianza Popular tras cuarenta años de adoctrinamiento franquista en los colegios: ¿los españoles son más inteligentes y libres que los catalanes o sólo lo eran los de hace cuarenta años?

También nos hemos encontrado con supuestos “estudios científicos” que explican que se ponen más esteladas en los balcones de unos barrios de Barcelona que en otros y que ello demostraría que no las ponen libremente sino por la presión vecinal. Ayer fui a la Asamblea de Madrid en bicicleta. Pasé por el barrio de Salamanca, Menéndez Pelayo, Vallecas… y puedo asegurar que en el barrio de Salamanca hay más banderas de España en balcones que en Vallecas. ¿Quiere decir esto que los vecinos del barrio de Salamanca no son libres y ponen las banderas fruto de una presión totalitaria? Obviamente, no. Y no creo que nadie escriba tal majadería y menos con un marchamo que diga que eso es “científico”.

Hoy también leemos que se es más independentista si se tienen ocho apellidos catalanes, es decir, que el independentismo tendría cierta raíz genética, Por supuesto, leemos que está condicionado por origen social, renta…

Nunca hemos leído en ese tono artículos que expliquen cómo puede haber tanta gente que vote al PP, un partido corrupto que nos ha arruinado a todos los españoles, por ejemplo. Se trata al independentismo no como una posición política legítima (que muchos consideramos equivocada, pero tan legítima y libre como cualquier otra posición política) sino como una patología del mismo modo que Vallejo Nájera investigaba el Biopsiquismo del fanatismo marxista. Es peligrosísimo instalar esa línea de análisis porque imposibilita la convivencia democrática: no hay gente que piensa distinto sino una patología política que no es libre, con la que no hay que dialogar entre libres e iguales sino que habría que tratar como una enfermedad, corrigiendo sus causas.

Por supuesto que la posición política se debe a muchísimos factores: sociológicos, educativos, familiares…  e incluso políticos. ¿Cómo explican los aprendices de Vallejo Nájera que antes de que Rajoy empezara su campaña contra el Estatut de 2005 (que contaba con el acuerdo de partidos independentistas y habría dado estabilidad territorial para varias décadas) el independentismo fuera la opción del 15% y ahora ronde el 50%? ¿Hubo un inmenso y secreto baby boom catalán en los 90 que ha incorporado a millones de votantes manipulados en los colegios catalanes? ¿Se han expandido los barrios opresores e independentistas? ¿Se ha descubierto de golpe que apellidos que parecían cacereños son en realidad del Alt Penedés, con el consiguiente giro ideológico de quienes los llevan en su DNI?

Tenemos una crisis política grave, por supuesto, pero como generalicemos una lógica política tan peligrosa saldremos de ella muy mal parados. Mucho peor que una España rota es una España en la que domine un pensamiento tan antidemocrático. No juguemos con fuego.

HUGO_telegram_pequeño

La “unidad contra el terrorismo” y los hipócritas

¿No es un poco sorprendente que nadie haya pedido al Ayuntamiento de Madrid una pancarta en homenaje a las víctimas del terrorismo de Barcelona y Cambrils? Hace apenas mes y medio era el anatema que probaba una suerte de complicidad con el crimen, pero no por el asesinato actual de 16 personas sino por el 20º aniversario de otro crimen que también nos conmovió a los españoles, el de Miguel Ángel Blanco.

No, no resulta sorprendente porque lo que entonces hizo buena parte de nuestra derecha y de su pesebre mediático fue jugar con los sentimientos humanitarios de quienes se resquebrajan cuando unos seres humanos asesinan a otros. Jugar a canalizar esos buenos sentimientos para aprovecharlos construyendo odio contra inocentes, en ese caso contra Manuela Carmena, Ahora Madrid y Podemos.

Yo no estuve en la manifestación de Barcelona de ayer, estaba en Madrid. Sí estuve en la concentración convocada por el Ayuntamiento de Madrid en julio en recuerdo de Miguel Ángel Blanco y de todas las víctimas del terrorismo. La derecha política y su pesebre mediático llevaban varios días organizando una campaña de odio contra Manuela Carmena, Ahora Madrid y Podemos. Yo llegué un poco antes con la tranquilidad de ser una persona básicamente desconocida. Mientras esperaba pude escuchar un grupito de señores y señoras que explicaban a qué habían ido: “Voy a llamarla ¡sectaria! que es lo que han dicho en la radio que es. Eso es ¡una sectaria! ¡sectaria! ¡sectaria! ¡sectaria!”. Quien sí me reconoció fue un tipo que cobra de una página web de las cloacas. Cámara en mano me persiguió, alentó a que ese grupito me dijera lo que tuviera a bien y me explicó que los de Podemos defendíamos el asesinato de Miguel Ángel Blanco y que éramos unos miserables, que “la gente” (en referencia a ese grupito) nos lo estaba diciendo. Hablé educadamente con él un minuto, le dije que una vez aclaradas sus mentiras no iba a hablar más con él y me persiguió impidiéndome hablar con quien quisiera hasta que el personal del Ayuntamiento me recomendó meterme dentro del edificio y salí con el resto de concejales, diputados, trabajadores municipales, etc que allí fueron.

Ayer el dueño de la web que paga a ese tipo aparecía en televisión muy triste porque en Barcelona se hubiera “politizado” el dolor causado por el terrorismo, hoy su web está cargada de ira contra quienes además de rechazar el terrorismo criticaron y abuchearon a cargos políticos.

Hace falta ser hipócrita. No sólo el dueño de esa página web, un simple mercenario (muy bien pagado, pero nada más decente que un mercenario). También cuantos alentaron aquella campaña de hace sólo mes y medio y ahora se escandalizan. Y también quienes no explicaron que la derecha política y su pesebre mediático estaban manoseando el dolor y el recuerdo emocionado de la gente buena para lanzar una campaña vil y mezquina contra personas y grupos políticos que siempre se opusieron a aquel crimen y a cualquier otro. Hace mes y medio nadie denunció el “boicot” de la derecha a los homenajes de Miguel Ángel Blanco, no había una defensa del PP “por encima” de Miguel Ángel Blanco, no fue una afrenta de nadie. Hace mes y medio había una “polémica”.

Aquél grupito de personas que fueron a los actos por Miguel Ángel Blanco a abuchear cuando hablaban Rita Maestre y Manuela Carmena estaban equivocados y manipulados. No existe absolutamente ningún motivo para que Rita Maestre ni Manuela Carmena reciban reproche alguno en memoria de Miguel Ángel Blanco. Que nadie se haya siquiera acordado de la posibilidad de una pancarta en el Ayuntamiento muestra lo artificialmente que se creó la campaña de odio. Pero reconozco, claro que sí y en ningún momento he dejado de hacerlo, el derecho de aquellos ciudadanos a criticar, incluso sin llevar razón, incluso en circunstancias dolorosas y sensibles, a sus cargos públicos. Que nos tocara a algunos va en el cargo; otras veces nos emocionan reconocimientos también excesivos.

Lo que no fue decente entonces fue la campaña mezquina y manipuladora de esos mismos cargos políticos y medios de comunicación serviles que hoy se hacen los escandalizados porque en Barcelona hubiera gente que entendiera que en la manifestación de ayer se debía criticar, además, a quien tiene unas relaciones cómplices con dictaduras responsables del auge del terrorismo yihadista. Personalmente creo que no lo habría hecho, desde luego no en mi condición actual de diputado autonómico, pero es una opción legítima. Incluso si fuera errónea.

La que no es una opción legítima es haber estado hace mes y medio alentando o al menos condescendiendo con la conversión de un homenaje a Miguel Ángel Blanco en una campaña de furia y manipulación contra Manuela Carmena, Ahora Madrid y Podemos, que ni tienen ni han tenido nada que ver con aquel crimen salvo la denuncia de todos los crímenes como aquel, y ahora llevarse las manos a la cabeza porque creen que ellos no pueden ser abucheados, porque a ellos no se les puede toser o porque cuando es a ellos a quienes se dirigen las miradas la “unidad contra el terrorismo” pasa, esta vez, por el silencio o por repetir los lemas que ellos decidan que hay que corear.

Esa hipocresía es de una indecencia moral mayúscula. A otro perro con ese hueso.

HUGO_telegram_pequeño

Cataluña: El desafío democrático (artículo en Cuarto Poder)

Afortunadamente, ante un conflicto político ya nadie discute que hay que resolverlo votando: lo que se discute es quién tiene derecho a votar, con qué límites, etc. Nadie se atreve a decir, por ejemplo, que Cataluña no puede votar o incluso independizarse porque la unidad de España sea perpetua ni, desde luego, que para la independencia de Cataluña no haga falta votar porque, merced a alguna revelación divina o metafísico-nacional, Cataluña no sea España y eso lleva a un Estado propio quiera o no la gente que vive en Cataluña.

Sigue leyendo en Cuarto Poder.

HUGO_telegram_pequeño

La indignidad del PP contra las víctimas

Hace unos meses hubo en la Asamblea de Madrid un debate sobre la posibilidad de poner una placa que recordara a los miles de personas que habían sido secuestradas, torturadas e incluso asesinadas en la actual sede de la presidencia de la Comunidad de Madrid, la Puerta del Sol, antigua Dirección General de Seguridad franquista. Entre el público había varias personas que habían sufrido allí las prácticas sistemáticas de la dictadura contra la libertad política y también la libertad y diversidad sexual, religiosa… Pocas semanas antes parecía haber acuerdo entre los cuatro grupos pero personalmente Cristina Cifuentes ordenó que no se aprobara y así sucedió. Nuestro intento fue siempre que tal placa se pusiera no como reclamo electoral para insultar a un partido actual sino como reconocimiento de consenso entre los cuatro grupos a todas las víctimas de la dictadura genocida que sufrieron nuestros padres, abuelos, nuestros vecinos, amigos, compañeros… para concienciar a nuestros hijos y nietos de lo que nunca debe volver a ocurrir en este país.

Ayer el Partido Popular hizo un homenaje a Miguel Ángel Blanco. Sería absolutamente razonable que el Partido Popular tenga en Miguel Ángel Blanco a un pilar moral cuyo asesinato fue una de las mayores crueldades que se recuerdan y por ello es más que comprensible un homenaje de su partido. Es un pilar moral para toda la sociedad española, cuánto más para el partido al que pertenecía y cuyos militantes vascos se jugaban la vida por pertenecer a él. Que una partida de sinvergüenzas usara los homenajes a Miguel Ángel Blanco para robar a toda España debería abochornar en primerísimo lugar a quienes más doliera su asesinato y por tanto a sus compañeros de partido. Estoy seguro de que eso sucede con las personas honradas que tiene que haber en el PP.

A los diputados de la Asamblea de Madrid no se nos ha convocado a ningún homenaje de la Comunidad de Madrid a Miguel Ángel Blanco en concreto, así que supongo que no lo hay. Ni en la Puerta del Sol, ni en la fachada de ninguna consejería de la Comunidad de Madrid, ni en el Congreso de los Diputados… ni en ninguna de las instituciones con sede en Madrid que gobierna el Partido Popular se ha desplegado pancarta alguna sobre Miguel Ángel Blanco. Pero dirigentes del PP han decidido volver a usar el dolor de todo un país y la solidaridad con las víctimas del terrorismo para sus fines miserables e intentar situar al Ayuntamiento de Madrid como ambiguo frente al crimen por hacer exactamente lo mismo que las instituciones gobernadas por el PP hacen con ese mismo crimen.

La desvergüenza con la que el PP ha manoseado tantos crímenes, mintiendo sobre el 11-M el mismo día en que iban al banco a blanquear dinero ilegal, usando actos de homenajes a víctimas del terrorismo para financiar el partido en B, usando cada crimen para señalar como cómplice a cualquiera que, por mucho que se opusiera al crimen, no compartiera los dictados políticos del PP… Ahora la usan para arrogarse una exclusividad en el dolor que en realidad es sólo la exclusividad en la inmoralidad.

Aquella propuesta nuestra para que Madrid honrara a las víctimas de la DGS se retrasó varios meses. Los portavoces del PP y de Ciudadanos saben bien por qué: estuvimos meses intentando que se sumaran, que fuera un reconocimiento de las instituciones madrileñas a los suyos, a las personas que defendieron la democracia de este país heroicamente frente a una dictadura genocida; y haremos lo mismo en la búsqueda de la verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición de otros crímenes en otros contextos.

Porque hay quien honra a las víctimas defendiendo sus derechos y hay quien sólo busca cómo aprovecharse de ellas y jugar con el dolor profundo de un país. Hay demócratas decentes defensores de los derechos humanos y hay quien rebaja la política a vilezas ruines. No merecemos un país ni una Comunidad que hunda sus instituciones al nivel moral de estos últimos.

HUGO_telegram_pequeño

Azaña al Valle de los Caídos

Aparece hoy en El Mundo una historia sobre cómo Suárez y Aznar intentaron limpiar el Valle de los Caídos llevando allí el cuerpo de Azaña.

Es obvio que una democracia no puede igualar a un estadista demócrata, generoso con su patria y muerto por ello en el exilio como Azaña con el mayor asesino de la Historia de nuestro país.

Pero más allá de eso, lo que la noticia ayuda a entender es que la Historia de España tiene personajes dignos que nos ayudan a entender que no sólo existe la España oscura de Santiago Matamoros e Isabel La Católica. Hay una España que ha luchado por la libertad, la fraternidad y el progreso de nuestro país, desde el Toledo de la convivencia hasta el 15M, que plantea unos cimientos sobre los que construir el futuro emancipador de nuestro país. 

Azaña es un gran ejemplo de esa España digna, ilustrada y valiente y quienes, como Aznar, aspiran a la España del vivan las cadenas, tratarán de enfangarla negándola o igualándola con criminales hasta convencernos de que en el ADN de nuestro país están las tinieblas y la sumisión.

Es falso. Nuestro país tiene toda una historia de luchas por el progreso y la libertad. Lo que estamos viendo en el World Pride estos días es el mejor ejemplo de que quienes nos quieren convencer de que España lleva el atraso en las venas desconocen e insultan a nuestro país.

HUGO_telegram_pequeño

Uso de cookies

Puede que este sitio web utilice cookies. La verdad es que no lo sé. Me cuesta entender lo que es una cookie como para saber si las tengo. Pero parece ser que me puedo ahorrar una multa o algo si aviso de que si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies